LOCALES  7 de diciembre de 2016

A 59 años de la caída del Douglas DC4 en Bolívar

El 8 de diciembre de 1957 la nave de Aerolíneas Argentinas que había partido de Ezeiza a Bariloche quedó atrapada en una fuerte tormenta y cayó a 21 kilómetros de Bolívar. Murieron 61 pasajeros y 5 tripulantes.

Eran las cuatro de la tarde pero parecía la noche. Las nubes errantes de la negra tormenta presagiaron un infierno inminente.

El Douglas DC-4 que unía Buenos Aires con Bariloche no llegó a destino. A esa hora, el impetuoso pájaro de Aerolíneas Argentinas, abandonó los aires después de luchar denodadamente contra el fenómeno meteorológico que lo derribó sin más.
Las crónicas de la época revelan que la máquina sobrevoló más de una hora la zona e inclusive se la observó a muy baja altura sobre el casco urbano de San Carlos de Bolívar. Tras desaparecer entre los nubarrones, la nave se estrelló en un predio de 90 hectáreas dedicadas al pastoreo de hacienda con marcada influencia del arroyo Vallimanca.

Los testimonios de entonces son innumerables. Las leyendas urbanas también.

Roberto Carbajo, contó que fue uno de los primeros en llegar al lugar del siniestro, el campo “La Merced”, a unos 21 kilómetros al sudeste de Bolívar.

El “Gallego” tenía un camión con el que ayudó a trasladar varios de los 61 cuerpos de los infortunados pasajeros, en su mayoría mieleros.

La explanada de la estación del ferrocarril fue el triste escenario donde fueron ubicados los restos de las víctimas fatales, mucho de ellos irreconocibles, como consecuencia del fuego que consumió al avión tras un impacto a menos de 45 grados, según se informó años después.

No hubo sobrevivientes. Murieron los 55 pasajeros y los 6 tripulantes.

Hay una historia inédita muy triste que se desprende de ese día. Virgilio Pelozo, comandaba la nave y tenía previsto arribar a Bariloche y emprender el regreso inmediato hacia la Capital Federal.

Había un motivo muy especial e histórico para hacerlo: su hija cumpliría al día siguiente sus 15 años y la fiesta estaba lista. Hoy, la mujer de 84 años, suele visitar Bolívar por motivos familiares. El accidente está enmarcado como uno de los más graves de la historia de la aviación civil argentina.


Los datos oficiales de la JIAAC
La Junta de Investigaciones de Accidentes Aéreos Civiles informó oficialmente poco después que la nave se enfrentó a un frente frío de actividad severa y reveló "imprudencia del piloto al descender en ruta muy por debajo de la altura de seguridad" y entre las causas del siniestro citó "con contar con un Plan de Vuelo con un pronóstico que reflejara la intensidad de la tormenta". Agregó que hubo "un deficiente despacho operativo de la aeronave".

Oscar Bissio

Informe oficial completo. Pegar el siguiente link
http://www.prevacc.org/informes/19571208.pdf

Foto gentileza familia Aroza

 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas