Hernán Guajardo, Árbitro Internacional de Boxeo, dialogó con Milanjo Villacorta de manera exclusiva por FM10.


Luego de un festival boxístico en Darregueira el pasado domingo montado por la gente de esa localidad junto con Carlos Gasparini como promotor, el Árbitro Internacional de Boxeo comentó que pasó por las termas de Carhué  y posteriormente por nuestra ciudad; allí estuvo el móvil deportivo de la radio.

“Fui boxeador profesional primero. Arranqué en el boxeo a los 14 años hasta los 30. Luego 'largué' el boxeo porque vi que campeón del mundo no iba a ser, entonces no valía la pena seguir. Aconsejado por los dirigentes de la Federación Argentina de Boxeo, me expresaron que debía seguir en este mundo”, aseguró.

En este sentido agregó: “Hice el curso de árbitro, recorrí el largo camino que hay que recorrer como en el fútbol; se empieza como árbitro amateur durante 4 años, luego me subieron a arbitro profesional y ahí comienza otra carrera. Primero las peleas eran de 4, 6 u 8 rounds, hasta que llegas a ‘fondista’ que ahí sos árbitro de pelea estelar. Estas peleas son por los títulos, y de ahí a ser árbitro mundialista, lo que era un sueño porque el último árbitro mundialista fue Guzmán hace 25 años atrás".

“El Consejo Mundial de Boxeo y MB World Boxing Association, ambos me querían como árbitro internacional y por suerte he dirigido en varios combates”

Y aseguró que, ente los títulos en Argentina y en el exterior, ha dirigido 60 títulos del mundo. “En un año hice 6 títulos del mundo, sin contar los sudamericanos”, dijo. “Dirigir a los boxeadores profesionales, los fondistas de hoy es fácil, saben el reglamento; lo más difícil son los boxeadores profesionales que recién comienzan, no porque sean mañosos, sino porque hay cosas que desconocen dentro del reglamento entonces uno tiene que hacer un poquito de 'escuela' con ellos”.

“El boxeo es un deporte muy noble”

“El 2016 fue muy positivo para mí porque la Asociación Mundial de Boxeo me convocó, soy el único en Argentina y en Latinoamérica, afortunadamente me tocaron 4 peleas por títulos del mundo por la MB”, expresó.

“El boxeo argentino es respetado en todo el mundo; dentro del deporte de los puños, Argentina figura dentro de los 10 primeros”

En cuanto a la decisión de parar una pelea, situación difícil en el deporte, el árbitro comentó: “Una pelea por un título del mundo siempre es diferente a una pelea a 10 round, porque son dos boxeadores buenos, uno es el campeón y el otro es el retador. Al retador le costó mucho llegar a ser retador, y al campeón le costó mucho ser campeón. El árbitro debe estar atento y darle un poquito más de tiempo, pero si cualquiera de los dos está recibiendo golpes de más y no contesta, es solamente porque el boxeador está de pie por reflejo; entonces ahí el árbitro para la pelea, eso es proteger la integridad física del boxeador”.

“He parado varias peleas por títulos argentino y sudamericanos; paré a la Mole – Moli vs el ‘Carnicero’ Díaz en el Orfeo de Córdoba”

Y agregó: “Cuando paran la pelea de pie la mayoría se enojan, más allá de que sepan que están mal, porque es un manera ante el público y ante la gente de manifestarse. En el fondo, cuando lo dejas en la esquina, sabe que está bien y se calmó todo; pero es un acto reflejo el de protestar”.

Compartir