Regresa un gran piloto de la Promocional 850 y a la vez, el padre de Gastón Pando, quien hoy está corriendo el Dakar. Héctor dialogó con Milanjo Villacorta en el móvil de FM10, sobre su regreso a los ´fierros, y contó detalles de su vuelta.


Pando (padre) fue campeón en el Promocional 850 en el año 1981, y en este 2017 ha tomado la decisión de volver a correr. “Hace varios años que no estoy detrás de un volante de un auto de carrera, pero sí de auto de calle, por eso me siento capacitado para volver a un circuito”, expresó.

“Compré un Fiat 600 que está muy bien armado”

“Cuando me enteré que se vendía pensé que era la posibilidad justa de volver a las pistas y volver a intentarlo. El Fiat 600 me trae muchos recuerdos, fue mi primer auto con el que prendemos a manejar todos creo yo, porque quien no ha tenido un Fiat 600. El auto tiene dos o tres carreras, anda bien y lo vamos a probar”, comentó. (Se trata del Fiat 600 que pertenecía a Crístian Arribas).-

“Conduje la Dodge de Bolívar, que perteneció a la Arupación Bolivarense de Competición, y me dí el gusto de conocer todos los autódromos del país”

“En principio correría en tierra – argumentó Pando – en la categoría de Carlos Casares, luego si el auto da para correr en alguna otra categoría en asfalto, también me gustaría; pero en principio es correr en tierra, en la categoría Promocional 850”, dijo.

“Será cuestión de probar el auto en una carrera, para saber dónde estamos parados en materia de competencia, y de ahí comenzar a trabajar”

A su vez mencionó que ya fue a ver la categoría, la cual es muy competitiva, y hay buenos autos; como así también la posibilidad de competir con los automovilistas de Bolívar, que vienen haciendo buenas carreras. “Al chasis le voy a meter mano yo, porque es lo que más entiendo, pero al motor aún no tengo definido; segruramente veré a algunos de los 'motoristas' de Bolívar”.

“Desde siempre me gustó el automovilismo”

“Esto es un sueño que se vuelve a realidad. Yo amo el automovilismo desde muy chico. Cuando tenía 8 años, cuando no había tele ni nada en el campo, ya escuchaba las carreras por la radio. Por eso época me había hecho fanático de los hermanos Galvez, cuando estaban los hermanos Emiliozzi; y en la carrera cuando se mató uno de los hermanos Galvez me tocó llorar”, recordó.

Finalmente, respecto a la carrera de Gastón en el Rally Dakar dijo: “Como papá lo vivo con mucha emoción, nunca pensé que los chicos me iban a salir 'fierreros' como yo; pero salió así, es lindo, divertido, y todos tiramos por lo mismo”. Y agregó: "Me voy a Córdoba para verlo allá, y luego ya venimos a Buenos Aires para verlo en la rampa"

Compartir