Dr. Raúl Rivas quien es investigador de la Comisión de Investigaciones Científicas de la PBA dialogó con ZD en el móvil de ZD sobre una charla que brindó sobre como convivir con nuestro clima de llanura, combinado con una calidad de vida y la mejora en la productividad.


La charla que superó los 40 minutos que estaba prevista, abordó el tema de la variación de las precipitaciones en la región pampeana y los efectos sobre las personas y los daños que causa la actividad productiva.

Fue así que presentó un modelo de funcionamiento de los arroyos, lagunas y acuíferos con la finalidad de comprender como funciona la llanura en respuesta a diferentes condiciones ambientales que hoy por hoy nos ponen en jaque.

Finalmente se explicó la importancia de contar con redes de monitoreo ambiental, sistemas de alertas, información de los satélites, y contar con la información que brinda el sistema científico bonaerense.

“Si uno hace un análisis histórico – respecto a nuestro clima – estamos dentro de lo que podríamos esperar”

“Lo que pasa es que uno tiene solamente recuerdos de los últimos años. Si uno hace un mapeo de los últimos 100 o 120 años, estaríamos en lo que podríamos esperar. Lo que ocurre es que hace 100 o 120 año las obras de rutas, el manejo que dábamos a las cuencas era diferente, entonces situaciones como esta de excesos hídricos o déficits hídricos se sufren más”, argumentó Rivas.

Comparado con los huracanes que sufren en EE.UU o centro América que se repiten cotidianamente “a nosotros nos va a pasar lo mismo, vamos a tener que acostumbrarnos a convivir con este exceso de precipitaciones”

“Viene un invierno complicado en cuanto a la permanencia del agua, porque para el drenaje se necesita sol y ya estamos en otoño y viene el invierno”

Y agregó: “Va a ir drenando, porque la pendiente es poca pero va a ir bajando, pero muy lentamente por lo que el agua en superficie va a permanecer. El exceso está. El único ingreso de agua a la cuenca del Vallimanca es por precipitación, y lo malo de esto es que ha sido una preocupación extendida”.

A continuación escuchá el audio.  

Compartir