GENTE  16 de junio de 2017

DOS RELATOS EN PRIMERA PERSONA: Quita de pensiones

Perla Pereyra y Karina Reguero, vecinas bolivarenses, dialogó con Sandra Renna en el móvil de FM10 sobre la quita de pensiones.


“Fui a cobrar y me encuentro que tenía la pensión dada de baja”

“Fui a ANSES y ahí me dijeron que porque tengo mi marido discapacitado (le falta las dos piernas, está en silla de ruedas) y cobra una pensión de $4.200; es decir que no pueden tener dos personas en la misma casa y más siendo matrimonio que cobren dos pensiones de discapacidad. En mi caso tengo pensión porque tengo problemas en la columna, por incapacidad”; expresó.

“Y ahora estamos arreglándonos, tengo dos hijos; Micaela que estudia nutrición en La Plata pero tengo ayuda para que ella estudie, y mi hijo más grande que hace changas”, argumentó Karina.

“Si nos hubieran avisado la verdad que hubiera sido diferente; nos hubiéramos manejado diferente, podríamos cubrir algunas cuentitas”

Por su parte, Perla mencionó: “Tengo problema de columna por el trabajo que he realizado en mi vida. Tengo 57 y trabajo de los 9 años. Mi primer trabajo fue en una casa de familia, me subía arriba de un ladrillo para lavar pañales; y así no pare más de trabajar. Luego hice trabajo de ‘hombre’ como dice, andar con las carretillas como albañil; tenía 37 cuando dejé de trabajar de eso, pero de ahí comenzó todo un calvario”.

“Ahora no podemos vivir”, angustiándose al decirlo

“Comencé a tener la pensión a los 50 años. Cobraba unos $4.200, fui a cobrar y no estaba depositada. Con el correr de los días, le dije a mi marido ¡Me la sacaron! Él también es jubilado, y cobra $4.200”, mencionó.

 

 

 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas