El bolivarense Renzo Pérez, quien militó en las filas de Arsenal de Sarandi y Villa Dalmine, visitó su ciudad natal y dialogó con el móvil deportivo de Milanjo Villacorta en FM10.


“Otra vez de vuelta en mi ciudad, estoy de vacaciones y volví para ver la familia y los amigos”

“Con el equipo tuvimos un semestre complicado, una temporada dura, Arsenal tenía que sacar una buena cantidad de puntos porque estaba complicado con el descenso. Gracias a dios de todo lo que tuvimos en contra pudimos sacar esto adelante, fue positiva la temporada tanto en lo grupal como en lo individual y el objetivo principal era evitar el descenso”, expresó.

“Siempre luchamos para mantener a Arsenal en la categoría; aunque se nos hizo complicado y muy difícil”

“En lo individual más que satisfecho, pude cumplir el sueño de jugar en Primera División, rendí bien y dejó el máximo; puedo decir que hoy puedo jugar en Primera División. Viví muchas sensaciones más allá de los resultados, tuve la posibilidad de jugar en cancha de Boca, enfrentar a Independiente, a Estudiantes de la Plata, todas derrotas porque nos costó con los equipos grandes, pero todas sensaciones muy lindas; estar a la altura de semejantes monstruos uno se iba afianzando de a poco e iba tratando de estar en el mano a mano con los jugadores”, argumentó.

“Hay una diferencia importante de donde estaba hasta acá, las chances son mejores”

“Cualquier jugador puede jugar en Primera el fútbol hoy, se equilibró para mi hacia abajo; antes un jugador de 29 o 30 años era imposible que jugara en Primera y mirá yo, llegué a hacerlo con 29. Si sos cabeza dura y crees en tus condiciones podés llegar a jugar. Las diferencias con la Nacional B es que hay mejores canchas, el juego se piensa mucho más y no se mete tanto”, aseguró.

Y agregó: “Un día para mí en Arsenal era como si fuera a jugar mi primer partido, me corre sangre por las venas; el día que no me pase más dejaré el fútbol. Me levanto temprano a desayunar, luego el gimnasio ahí en el club nos quedábamos después de hora, con la opción de almorzar. A la tarde otra vez el gimnasio, y concentrar dos días antes. Es un club muy ordenado, con gente muy respetuosa, los hinchas son muy fieles con nosotros, los dirigentes todos muy bien, los compañeros me recibieron desde el primer día”.

“Me pude adaptar rápido, todos me recibieron muy bien”

“Me gustó jugar con Lanús, fue el que mejor jugó. Perdimos 2 a 0 con Boca, River, los equipos grandes tienen jugadores determinantes que te ganan un partido. Tenés que estar siempre al 110% para llegar a un gol. En lo físico sentí que respondí muy bien, y estoy muy contento porque pude estar a la altura de los jugadores de Primera División. El primer semestre terminamos últimos con un partido ganado, y en el segundo sacamos buenos puntos y nos quedamos en Primera”, aseguró.

“Tengo buena relación con el técnico, los dirigentes, me llevo lo mejor de estar en un equipo de Primera”

“Bueno ahora lo mío sigue después que fui a Arsenal con opción de compra, el día 1 finalizó mi contrato; lo tenían que comprar a Dalmine el 50% y no había dinero, no voy a seguir en Arsenal. Tengo ahora un año más de contrato en Dalmine con opción otra vez de ir a otro equipo o fuera del país; de no ser asó me quedo en Dalmine a pelearla en mi casa que es este club, el cual me dio muchas cosas hermosas, donde tengo muchas amistades. Solo deseo tener otro buen año”, culminó.

Compartir