El árbitro de fútbol, Maximiliano Castelli, dialogó con Milanjo Villacorta en el móvil deportivo de FM10 sobre actividades muy importantes que le tocará vivir durante el fin de semana.


DIRIGIR EL CLÁSICO DE BOLIVAR

“La designación para el clásico la recibí este jueves por la noche. Tengo la información de que los dirigentes se pusieron de acuerdo para que yo fuera el árbitro, y eso me da una inmensa tranquilidad de que ellos sientan que voy a trabajar y que voy a hacer justicia que es a lo que voy; los protagonistas son los 22 que van a disputar el juego y nosotros vamos a cumplir con la tarea de que el partido vaya en los carriles normales”, argumentó.

“El deseo siempre es que sea una fiesta”

Y aseguró que quienes lo acompañarán en la cancha serán: “Jorge Bergallo, María Eugenia Carpio, y Enrique Espíndola”.

PRETEMPORADA EN AFA

“Desde el próximo lunes 7 de agosto hasta el próximo viernes comenzaré la pretemporada en el predio de AFA, donde estarán los árbitros de la B Nacional. Allí nos darán la parte táctica, entrenamientos, pruebas físicas, teoría, videos, etc.”, expresó Maxi.

CAPACITACIÓN EN PARAGUAY

“Luego al lunes 14 estaré volando rumbo a Paraguay para una convocatoria que la tuve por sorpresa, fue algo muy llamativo para mí y por supuesto una alegría inmensa. Es un curso que se llama ‘Jóvenes Talentos del Arbitraje’, un curso que organiza la CONMEBOL con la FIFA. Vamos 4 árbitros representantes de cada país de Sudamérica, es decir seremos 40 los que vamos a estar, dentro de esos 4 que vamos de Argentina tuve la suerte se ser seleccionado como el único árbitro asistente”, comentó.

“Estos es uno de los objetivos que tuve desde los 15 años que comencé a dirigir”

Y agregó: “Esta capacitación será muy enriquecedora. La condición era asistentes y árbitros que tenga 31 años o menos y que tengan experiencias en Primera División de sus países. Esto significa un desafío enorme, que uno está haciendo las cosas medianamente bien y por eso me están teniendo en cuenta, que alguien está observando tu trabajo por lo que tengo que seguir renovando los esfuerzos”.

Finalizó agradeciendo a la familia, la abuela que le acomoda la ropa, los amigos, y a su padre que desde ‘arriba me ilumina’.

Compartir