El comité de cuencas se reunió en La Plata y se confirmó la construcción del desvío del agua mientras dure la construcción de las nuevas compuertas del Partidor de Piñeyro.

En los próximos días comenzará finalmente la instalación del tapón en el Partidor de Piñeyro, que permitirá que el agua proveniente del río Sauce Corto no desvíe a Laguna Alsina -en Guaminí- y el caudal se desvíe hacia el arroyo Huascar y la cuenca del Vallimanca y el Salado.

La decisión se tomó ayer después de una larga y complicada reunión del comité de cuencas de las Encadenadas del Oeste realizada en La Plata, que contó con la presencia del ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquis, y del titular de la subsecretaría de Hidráulica, Rodrigo Silvosa.

Además, estuvieron presentes los intendentes de Adolfo Alsina, David Hirtz; Guaminí, Néstor Alvarez; Coronel Suárez, Roberto Palacio; General La Madrid, Martín Randazzo; y Daireaux, Alejandro Acerbo. También hubo representantes de 25 de Mayo y Bolívar, además de integrantes de CARBAP y asociaciones rurales de esos distritos.

En el acta firmado al final del encuentro se acordó colocar un desvío temporal -léase tapón- en el partidor para que el agua derive por el Huascar y no hacia Laguna Alsina mientras dure la construcción del nuevo sistema de compuertas.

“Esto le da a los productores la tranquilidad que no se derivarán más de 30 metros cúbicos por segundo hacia la cuenca del Vallimanca -señaló Hirtz a La Nueva.-. En caso de que baje un mayor volumen de agua desde las sierras, terminaría pasando por encima del tapón”.

Al respecto, uno de los puntos de la reunión fue determinar qué altura tendría ese tapón para que no generara el paso de un mayor caudal.

“Mañana se pediría a la empresa que comience las obras”, señaló el jefe comunal. Hace un par de semanas, los productores suarenses habían impedido el paso a los trabajadores hacia el partidor, por considerar que la obra iba a provocar inundaciones de campos debido a la crecida del Huascar.

Además, en poco más de un mes habrá un nuevo encuentro para evaluar el funcionamiento del tapón.

En la reunión también estuvieron presentes representantes de la consultora ABS SA, que tendrá a su cargo la realización de los estudios para la reactualización del manejo de la cuenca de las Encadenadas del Oeste. El análisis tardará unos nueve meses y una vez finalizado se deberá consensuar sobre la aplicación de las conclusiones a las que se llegue.

Hirtz señaló que los representantes de la cuenca del Vallimanca pidieron ser incorporados en las futuras reuniones sobre el manejo de las Encadenadas del Oeste, “entendiendo que forman parte del problema y también de las posibles soluciones”.

En el sur

Hirtz reconoció que si bien la situación en Laguna Alsina se está descomprimiendo, ya que el espejo de agua está bajando a razón de 2 centímetros diarios, el sur del distrito de Adolfo Alsina ha vuelto a verse complicado por las lluvias.

“En los últimos días cayeron 70 milímetros en Esteban A. Gascón y San Miguel Arcángel, y los caminos rurales han vuelto a inundarse y cortarse en muchos casos. Además, en Azopardo (Puan) llovieron 100 milímetros y todo ese agua se está dirigiendo hacia nuestro distrito”, finalizó.

Fuente: La Nueva desde Radio del Parque de Casbas

 

Compartir