Marcelo Arbe, director técnico de divisiones inferiores del club Casariego, nos habla del club que hace poco ha nacido.


“Estoy tratando de estar cada día más con los chicos, en la parte humana, técnica, deportiva y espiritual.”

Comentó también que en todas las etapas del año se fueron sumando chicos. Y a los que ya estaban los ve más afianzados y progresando. “El chico toma motivación, tiene trabajo diario, tratando de que nosotros con las directivas de la parte estratégica y técnica vaya avanzando en sus expectativas deportivas”

Su deseo es “que no vengan a pasar el rato, sino que lo tomen como disciplina. El que viene sólo a eso no me sirve, tiene que tener ganas de aprender.” También habló de la necesidad de una infraestructura mejor donde los niños puedan desenvolverse y aprender a jugar, pues sino deben adaptarse a lo poco que tienen.

Compartir