El empresario de Urdampilleta montó una empresa de transporte que trabaja para Villalonga Furlong, pero debió parar sus camiones ante la extorsión sindical.-

La denuncia fue formulada en el programa 'Animales Sueltos', por America TV

"Me pidieron un millón de pesos para que mis camiones circularan libremente por las rutas, entonces debimos parar de trabajar. La amenaza vino desde la sede del sindicato en Olavarría, pero después debí viajar a Capital Federal, donde volví a ser extorsionado y ya decidí no insistir", señaló.

Ampliaremos en 'Radioshow' este martes

Compartir