Por primera vez en la Unidad Penitenciaria N° 17 de Urdampilleta se puso en marcha el Programa “Escuelas Abiertas de Verano”, dependiente la Dirección General de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires que incluye a la educación en contextos de encierro con actividades recreativas y culturales que realizan los internos durante la temporada estival.

 

La Directora de estas actividades, docente Santina Cepeda, organizó junto a la profesora Marisol Darretche, al Coordinador de Educación y Cultura de la cárcel y con el apoyo total de su Jefatura, una variada propuesta artística que se llevó adelante de lunes a viernes y participaron alrededor de 40 internos.

Días pasados se realizó el cierre del Programa en el cual los alumnos recibieron un certificado por su participación y la Directora destacó la importancia de estos espacios artísticos para los hombres privados de la libertad. Por otra parte, Marisol Darretche leyó un poema de Camilo Blajaquis, ex interno, hoy director de cine y escritor y por último, el Director de la cárcel, Inspector Mayor Javier Cáceres, expresó la importancia de haber podido realizado esta propuesta por primera vez en la Unidad a través de la cual se brindó un espacio y una oportunidad para que los internos se puedan expresar desde otros ámbitos.

Durante el sencillo pero cálido acto, donde junto al Director de Unidad estuvo presente el Subjefe de Tratamiento Alacide Mayor Ángel Surez y el Coordinador Docente Sargento 1º Miguel Blanco, se expusieron los trabajos realizados en distintos materiales como cartón, madera, papel y revistas, luego los internos compartieron un desayuno.

Por otra parte, los internos también participan cada año durante el receso estival de actividades culturales extraprogramáticas, se trata de talleres de braille, dibujo, pintura, artesanías, manualidades, música, taller literario y manejo de PC. En ellos la matrícula de participantes alcanza a más de 90 internos, con un promedio de quince alumnos por taller.

Estas actividades se desarrollan en diversos horarios con la colaboración de internos voluntarios idóneos y el apoyo del Coordinador de Educación y Cultura, Sargento Miguel Blanco.

En el marco de estas actividades, el grupo musical recientemente formado por internos que brindan su arte durante los actos escolares y eventos que se realizan en la cárcel, diariamente ensaya para perfeccionarse.

Por otra parte, la puesta en funcionamiento de la biblioteca móvil ha sido un éxito entre los internos, la cual les permite seleccionar distintos tipos de lectura, promoviendo de esta manera un hábito saludable y enriquecedor

Compartir