Verónica Taborda, representante de la empresa de galletitas, recibió a Sandra Renna luego de trasladarse a su nuevo domicilio, ahora ubicado en Arenales 135.


Ubicado anteriormente en la avenida Alsina y Zapiola por casi un año, Veromar se trasladó a su nuevo domicilio cerca de la Escuela 1.

 

Verónica Taborda conoció la marca en Tandil hace cinco años y le encantó. Las galletitas y variadas masas que se encontraban allí eran tan ricas que decidió traerlo a Bolívar.

“Muy contenta por arrancar otra vez.” El nuevo local abrió sus puertas el pasado lunes con golosinas, rosquitas, prepizzas, pepas bañadas en chocolate, merineras con y sin sal, tostadas de arroz, galletas sueltas, budines y muchísimas cosas más.

Veromar sòlo se encuentra en Tandil, radicado con su fábrica en Ituzaingó.

Horarios: de 9 a 13:00hs y de 17 a 21:00hs

Arenales 153

Compartir