Liliana Nudelman y su hija Romina, dialogaron con Ailín Mendoza en el programa 'Tardes de Radio' por FM 10, en agradecimiento tras el actuar de los servidores públicos en el incendio en su casa de calle Leiria N° 275, este lunes.



Este lunes 16 de noviembre, alrededor de las 18, se produjo un incendio en una vivienda de calle Leiria N° 275. Su propietaria agradeció a Bomberos Voluntarios, Servicio de Urgencias del Hospital 'Capredoni' y Protección Ciudadana, por la tarea de 'socorrorismo' realizada en el día de ayer.

El humo se expandió a lo largo de la casa, si bien no se dañaron aberturas

De esta manera destacó: “Mi sobrino mayor estaba jugando con un encendedor, cuando fue a decirle a la abuela que había prendido fuego, pero que no era nada,. Ella se levanta de inmediato pero ya había agarrado fuego un colchón en una habitación, después las llamas afectaron un ropero, una computadora, un televisor, una play Station, sillas, una billetera con dinero, el termotanque y la ropa”.

Y agregó: “Además, quiero agradece a la Municipalidad, ya que mi hermano trabaja allí, que hoy limpiaron a la mañana con la hidrolavadora, le llevaron pintura, y ahora nos van a ayudar con colchones y demás”.

“Queríamos sacar todo, pero en la desesperación no sabíamos qué hacer porque estaban los nenes”

“Ahora está el electricista revisando la instalación eléctrica, al parecer hay que cambiar todo otra vez, ya que se derritieron los cables, saltaron mosaicos de la cocina. Es por eso que necesitamos la colaboración de la gente, colchón, camas, sillas, ropa, porque se nos quemó todo”. Quienes quieran colaborar, pueden comunicarse al teléfono 15-44-3642.

El Subcomandante Roque ‘Toti’ Bazan, Jefe del Cuerpo Activo de Bomberos Voluntarios, mencionó: “Ayer alrededor de las 18, recibimos un llamado de un incendio en calle Leiria N° 275. Llegamos al lugar y vemos que había tomado fuego un colchón en la habitación del medio, la cual no tenía ventilación. Ingresaron dos de nuestros oficiales, con equipos autónomos en busca del foco del incendio, al llegar a la habitación mencionada, la misma tenía mucha temperatura y fuego”.

“Afortunadamente, un integrantes de la familia fue aspirante a Bombero Voluntario y dejó todo cerrado, por lo que se consumió el oxígeno del incendio y de esa manera evitó daños mayores en la habitación”

Dentro de las pérdidas se encuentran un televisor de ’32, un computadora, una play station, camas cuchetas, colchón, muebles, y ropa.

“Lo que no daña el fuego, lo daña el humo”

En cuanto a la estructura expresó: “No hubo grandes daños, más allá de los que genera el humo, tenía techo de material despegable, por lo eso que ayudó a que no se propague por el cielorraso y que se  por otras habitaciones”. 

Compartir