SOCIALES  22 de febrero de 2016

La biblioteca ‘Del Otro Lado del Árbol’ cumplió sus 4 años en Bolívar

Paula Kriscautzky mamá de Pili y coordinadora de la biblioteca Del Otro lado del Árbol de la Plata junto a Paola Ciervo, voluntaria de la Biblioteca de Bolívar y Daniel Merlo, pintor, dialogaron con Ailín Mendoza por FM10.-



 

Paola Ciervo, voluntaria de la Biblioteca de Bolívar, habló con FM10, y manifestó: “Estamos cumpliendo 4 años de actividad en Bolívar, y estamos repintando el mural que se encuentra en el Parque Las Acollaradas. Está basado en la canción ‘El Jardinero’ de ‘María Elena Walsh’ que lo habíamos hecho en el primer aniversario de la biblio”, concretó.

“Estamos luchando porque los chicos tengan sus derechos”

Paula Kriscautzky, mamá de Pili y coordinadora de la biblioteca Del Otro lado del Árbol de la Plata, por último, aclaró: “Como mama de Pili me pone muy feliz que se hagan estas cosas y ayudar a la comunidad. La biblioteca madre se encuentra en La Plata, después la sigue Olavarría y Bolívar. Soñamos que haya más biblioteca y  que más personas se sumen a la defensa de los derechos de los niños y estoy agradecida que adopten a Pili como amiga, hija, nieta y compañera, no me alcanzas las palabras gracias”, culminó.

 

“Vengo de Rio Negro especialmente a pintar el mural”

Daniel Merlo, contó en la entrevista radial con Ailín, “Ya estuve en Bolívar en dos ocasiones cuando pintamos el mural de los pueblos originarios en la Terminal de Ómnibus, y el mismo que hoy estamos re pintando hace tres años. Soy de Tandil pero estoy viviendo en Allen en Rio Negro”, sostuvo.

“Ya me había comprometido en venir porque las chicas confiaron en mí nuevamente. La idea era hacer un mural comunitario, participativo y se realizó un taller con más de 40 chicos que participaron y ayudaron a pintar el mismo”, mencionó.

"Repintamos el mural que pintamos hace tres años”

“No hay que olvidarse porque estamos acá, sino por la Bella Pili que un 12 de enero del 2011 voló hacia la luna y el sol dejándonos su sonrisa eterna como bandera”, manifestó

 

Historia ‘Del Otro Lado del Arbol’

Pilar tenía 5 años en abril de 2010. Iba a la última salita del jardín de infantes, estaba aprendiendo a leer, le gustaba mucho jugar en las plazas con su familia, escuchar cuentos, dibujar arco iris y nenas con larguísimas pestañas. Fue allí cuando los doctores le descubrieron una grave enfermedad.

Durante 10 meses, Pili y su mamá, Paula Kriscautzky, pasaron largas horas en la Clínica del Niño de La Plata. En una de las tantas sesiones de quimioterapia, comenzaron a soñar juntas con una biblioteca ambulante que recorriera las distintas salas del Hospital, llevando a los niños internados libros, crayones y hojas para colorear que les permitan por un momento escaparse a través de los cuentos a lugares fantásticos, lejanos a la realidad que les tocaba vivir.

“Qué lindo sería que además de inyecciones y remedios, las enfermeras trajeran crayones para poder colorear” cuestionaba Pilar. Pese a la enorme fortaleza y a su incansable lucha, el 12 de enero de 2011 Pilar voló hacia el sol y la luna. En medio del dolor,  pero lejos de dejarse vencer,  Paula empezó a trabajar para darle forma al sueño de su hija. Empezaron a soñar juntas.

Y a ese sueño empezaron a sumarse muchos soñadores más. . .
Cientos de personas durante un mes ayudaron a transformar el lugar, limpiando, pintando, mejorando las instalaciones y el mobiliario, donando almohadones, muebles y materiales para actividades plásticas y  artículos de librería. Pero por sobre todo, la Biblioteca empezó a llenarse de libros donados por la comunidad. Se hizo una lista en la “Librería Rayuela”, los que sumados a los usados que iba acercando la gente, conforman una lista interminable de títulos y colecciones que colman las estanterías.
Paula se puso en contacto con el municipio de la ciudad de La Plata quienes cedieron un viejo galpón en la parte cerrada del Parque Saavedra, ubicado frente al Hospital de Niños. Junto a un grupo de amigos, creó una cuenta en Facebook y a partir de una carta, compartió su sueño pidiendo  la colaboración a sus amigos más cercanos y conocidos. Rápidamente el sueño sumó seguidores. Y una semana después, el 26 de febrero,  se hizo  el primer encuentro en el Parque a metros de la casita.   A partir de esa fecha cada fin de semana comenzaron a juntarse para reacondicionar  la casita y transformarla en la biblioteca que hoy en día conocemos.

El escultor Fernando Rigone, quien tiene su taller en el  parque y ha participado activamente desde un principio en el proyecto, realizó una obra inspirada en Pilar que fue fijada en la entrada de la Biblioteca.

“Nenas que juegan… para siempre”

El nombre “Del otro lado del árbol” está inspirado en uno de los libros favoritos de Pili (de igual nombre) de la escritora francesa Mandana Sadat, quien habiendo tomado conocimiento del trabajo emprendido por Paula, transmitió emotivos mensajes de agradecimiento  desde  París y envió la colección completa de su obra. La historia narrada  por el cuento de Mandana Sadat y los dibujos y colores pintados por Pilar sobre el original, son los que le dan forma al Mural que lucen las paredes externas de la Biblioteca. “Del otro lado del árbol, de Mandana Sadat, ejemplar embellecido por Pilar.

Muchísimas personas colaboraron y lograron que el espacio tenga las comodidades y calidez necesarias para funcionar. Un grupo de artistas plásticos pintó el Mural exterior que rodea a la casita. Se conformó un equipo de organizadores de la  Biblioteca que funciona en distintas comisiones de trabajo. Se instalaron pisos nuevos dentro y en el frente de la casita, se reforzó la seguridad, y  se incorporó nuevo mobiliario. Desde distintos lugares, surgieron donaciones de computadoras, almohadones, alfombras, material de plástica y librería para los talleres, y libros… cientos de libros! El sábado 25 de marzo se organizó un taller de origami en el que se confeccionaron mil grullas, que hoy decoran el interior del espacio.

Al fin, el sábado 2 de abril, día del cumpleaños de Pilar, se realizó la Inauguración oficial.
La concurrencia superó ampliamente todas las expectativas. Realizaron sus espectáculos artísticos el grupo circense “Séptido”,  la obra de teatro infantil “Casi brujas” y “La Banda del Grillo”. El escritor Fernando de Vedia se hizo presente, donando  sus libros.

Entre todos, empezamos a hacer posible el sueño de Pilar...

 

 

 

 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas